La disfunción sexual masculina es la capacidad alterada o inadecuada de un varón para llevar una vida sexual satisfactoria.

Los síntomas, que suelen ser de origen psicológico, incluyen dificultades en el comienzo y mantenimiento de la erección, eyaculación precoz, incapacidad de eyacular e incluso pérdida del deseo sexual. Aunque existen recientes investigaciones con avances importantes a nivel hormonal y dolencias, como la diabetes, que favorecen su aparición, siempre es necesario un equilibrio psicológico para afrontar y solucionar este problema.

El hombre suelen encubrir su verdadero problema y acude al médico con el pretexto, por ejemplo, de un presunto trastorno prostático.

La disfunción sexual masculina tiene solución

En ipseida psicólogos realizamos un tratamiento personalizado para cada paciente y siempre conscientes de los datos reservados que tratamos y gestionamos.